Rituales y propósitos de Año Nuevo

¿Ya habéis arrancado por la línea de puntos esa primera hoja del calendario que os han regalado en la carnicería de la esquina o en el almacén de piensos en el que compras la comida para tus animales? Si aún no lo has hecho, concéntrate y piensa en lo que significa. Para mí es una sensación placentera que desde que era pequeño repito con ilusión porque cuando escucho el sonido que acompaña al tirón de mi mano es como si fuera un símbolo de todo lo que me apetece empezar y de las nuevas experiencias que deseo vivir. A la vez todo aquello que quiero olvidar acaba engullido en esa hoja que hago una bola para tirar a la papelera o en la cocina de carbón. Y es que quemar también ayuda en este pequeño gesto. Ya los romanos comenzaban el año pidiendo perdón a sus enemigos, y nosotros hemos llevado esa idea a nuestros días y todos queremos empezar el año sin cargas emocionales y siendo positivos, de ahí que existan numerosos rituales, algunos hasta se han convertido en una cuestión nacional, a raíz de lo ocurrido en Canal Sur, ¿qué pasaría si un año todas las televisiones españolas no dieran las Campanadas?

La Puerta del Sol es el escenario de la principal celebración de Nochevieja en España, desde su emblemático reloj suenan las campanadas con las que millones de hogares entramos en el Año Nuevo pensando en nuestros mejores deseos y propósitos.

También soy de los que como la mayoría de los españoles tomo las uvas, año tras año -da igual que las presente Ane Igartiburu, Marisa Naranjo o Cristina Pedroche casi desnuda-, deseando que un poquito de suerte llegue a nuestras vidas. Pero cumplir este ritual no está reñido con ser algo escéptico. La suerte tiene que venir pero también hay que salir a buscarla, y esto podemos aplicarlo a muchos aspectos de nuestras vidas. Algo parecido ocurre con los propósitos de año nuevo. Adelgazar, ir al gimnasio, dejar de fumar, ahorrar más, viajar y aprender inglés deben ser las cosas que llegadas estas fechas todos los humanos, o quizás sólo los españoles, deseamos. Y no se rían, antes de que llegue marzo parece nos olvidamos por completo de ello porque sólo un 12% cumple sus propósitos de año nuevo, y no me pregunten quién ha realizado este estudio que pone en entredicho nuestro grado de autocompromiso. Con estos datos hay quien quizás ve una tontería eso de establecerse metas u objetivos de cara al año que empieza e incluso afirman que eso sólo les provoca frustración porque al final de año verán que no los han cumplido. Yo pienso que esas personas se equivocan totalmente. Los propósitos no son ningún lastre ni una lista para juzgarnos a final de año sino más bien todo lo contrario y nos pueden ayudar mucho para hacer balance, para crecer personalmente… Por eso creo que ponerse propósitos no es fácil y mantenerlos mucho menos, así que para intentar cumplir este contrato que firmamos con nosotros mismos tenemos que tener en cuenta varias cosas:

  1. PLANIFICAR Los propósitos no dejan de ser una visión ideal de lo que queremos ser o de a dónde queremos llegar pero el problema es que muchas veces los planteamos como algo poco importante, casi sin reflexionar, y sobre todo sin precisar los medios, estrategias o acciones que tenemos que realizar para cumplirlos sin desfallecer en el intento. Este paso es fundamental porque a partir de ahora los propósitos serán nuestra pequeña lucha, y tú no irías a ninguna guerra sin saber cómo lograr ser el vencedor. Es cierto también que si no planificamos tenemos más probabilidades de abandonar. Así que nada de promesas inalcanzables, genéricas o ambiguas, emplea tiempo en este paso y pregúntate lo que puedes hacer para lograr cada objetivo. Una lista de propósitos es un plan de acción no una lista de sueños.

     propositoszancada

  2. SELECCIONAR No hay que fijar una lista interminable sino aquellos propósitos que de verdad nos estimulen, por ejemplo si realmente quieres bajar peso debe ser porque tu mismo quieres y no por tu círculo social. Pon tus energías en lo que consideres más importante o beneficioso, y también ajusta los objetivos a tus posibilidades reales sabiendo el precio que conlleva en cuanto a esfuerzo y sacrificio.

  3. DOSIFICAR Tampoco hay por qué sólo escoger un propósito pensando que “quien mucho abarca poco aprieta”, el año tiene 12 meses y puedes poner plazo a tus objetivos teniendo claro que si queremos algo a largo plazo hay que establecer también metas más cortas para no abandonar. Así que divide tus metas en plazos.propositos-nuevo-año-2015

  4. REALISMO No conviene dejarse llevar por la euforia y ponerse metas grandilocuentes sino más bien lo contrario, empezar con un plan poco ambicioso e ir superándolo porque nadie cambia de la noche a la mañana. Tampoco seas inflexilbe contigo mismo, los pequeños deslices también deben de estar dentro del plan. Por ejemplo si quieres adelgazar no pienses que no vas a comer más pan o dulces porque seguro que aguantarás poco tiempo y algún día caerás, por eso quizás lo correcto es pensar que vas a disminuirlo.

  5. ESCRIBIR Un método eficaz es tener anotados y visibles los propósitos, esto nos ayudará a recordarlos y en el caso que fuera necesario a corregirlos.  lista-de-propositos-graciosa

  6. AUTOEVALUACIÓN Hay que comprobar en qué medida y a qué ritmo caminamos hacia los propósitos sintiéndonos siempre valiosos y capaces de obtener el éxito.

  7. PACIENCIA Y CONSTANCIA Hay que pensar que estamos evolucionando y que no sólo el logro es la meta final, cuando estamos poco a poco realizando pequeñas acciones para conseguirlo ya estamos mejorando. Hay que ver el vaso medio lleno y no vacío. Si te apuntas al gym es probable que pienses que es más duro de lo que creías y que pronto no te vuelvan a ver el pelo creyendo que nunca tendrás un cuerpo 10, pero si decides ir una vez o dos a la semana ya estarás mejorando tu forma física incluso cambiando el ascensor por subir las escaleras. Si algo no va como esperabas o ves que no vas a lograr un propósito aprende de los errores y vuelve a intentarlo. Las personas de éxito se ven siempre como tenaces a la vez que disfrutan y gozan con cada paso, con cada escalón que suben.chistes-graciosos-propositos-2015

  8. MOTIVACIÓN Cuenta tus planes a tu entorno y pídeles apoyo para conseguirlo. Es probable que te pregunten por tus progresos y eso te ayudará a conseguir tus propósitos. Automotívate y cuando estés a punto de tirar la toalla piensa en el beneficio que conseguirás cuando lo logres. 

En Internet también hay múltiples artículos que puedes consultar sobre cómo escribir tus propósitos de año nuevo y leer algunas de las excusas más típicas que impiden que alcancemos nuestros objetivos. Pero recuerda que todo es posible con esfuerzo.

deseosypropositos

Aprovecho esta entrada para dejar constancia de mis propósitos para este blog durante este 2015. Mi deseo es aumentar la frecuencia de las entradas, crear estrategias para llegar a más personas y sobre todo que disfrutéis de cada texto que escriba, y mis palabras os lleguen al corazón y mis reflexiones os hagan pensar. En lo personal voy a ponerme ahora a confeccionar mi lista de propósitos con sus estrategias pero puedo avanzar que añadiré leer más, continuar con el inglés, reír más, aprovechar mejor el día, cuidarme y valorarme más, hacer proyectos que tengo en mente y seguir viendo el lado positivo de las cosas porque la vida hay que disfrutarla y que mejor manera que aprendiendo a ser la mejor versión de nosotros mismos. 🙂  Y como la música es inspiración también os dejo algunas canciones que pueden ayudar a confeccionar tus propósitos para este 2015. Canciones que pueden relacionarse con metas como perder peso, conseguir un aumento de sueldo, enamorarse, viajar, pasar más tiempo con los amigos… ¡Espero que os gusten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *