Nanä, emociones diferentes

Había escuchado hablar de NANÄ, y pronto mi curiosidad llegó. Algo diferente, novedoso, divertido e interesante, y casi lo más chocante, una oferta cultural así en la Asturias profunda no es nada común -ver como cerca de 40 personas un sábado noche eligen esta forma de ocio evidencia que no todo está perdido y que el teatro sigue siendo un canal único-. Y claro, no me lo podía perder. Conseguir entrada no fue fácil ni tampoco lograr convencer a amigos para acudir, he de reconocer que me costó a pesar del éxito que está teniendo la obra cuya representación cuelga el cartel de aforo completo cada fin de semana desde hace seis meses. La sociedad cuenta con demasiados estereotipos sobre el miedo y el terror, tantos que hasta nos hacen alejarnos de cualquier cosa que pueda ofrecernos una pizca de estos ingredientes. “Bastante tengo yo como para angustiarme”, dijo una de mis amigas, y razón no le falta, todos vivimos en una vorágine diaria llena de estrés y rodeados de problemas. Pero a veces es necesario explorarnos a nosotros mismos, sentir nuestras emociones a flor de piel para sentirnos precisamente vivos.

 11058178_838702026218250_7062695122680675573_n

Y eso es lo que ocurre con el espectáculo teatral NANÄ, aunque en su Facebook dejan claro que no es un pasaje del terror, el público llega al lugar de la representación gracias a las indicaciones de Whatsapp -porque es una obra en la que las nuevas tecnologías también son un elemento más- sin saber lo que va a ocurrir, con muchas dosis de misterio y temiendo lo que pueda suceder. El propio comienzo es transgresor e irreverente, cercano a la performance, y deja al espectador desubicado. Minutos después todos los asistentes se sumergen en la historia como una parte más -que nadie espere sentarse en una butaca porque el espectador recorre y explora todos los escenarios siguiendo a los personajes en su tragedia-, comienza un viaje de dos horas a otro lugar. Un lugar lleno de sorpresas, emociones y magia pero también de tragedia, tensión, tortura, sangre, escalofríos… Un consejo, hay que dejarse llevar sin miedo para sentir el horror, la irracionalidad y la falta de libertad en cuestión de segundos sin olvidar que se trata de una historia basada en hechos reales. Por eso, NANÄ es una experiencia diferente y profunda que incluso lleva a la reflexión. Si quieres saber más, pulsa en el siguiente enlace

 https://www.facebook.com/264494090615/videos/10154358753305616/

12006238_883337361754716_1477130048064219467_n

Al romperse la cuarta pared que separa la escena y los espectadores, los personajes se entienden mejor y uno mismo se siente como si estuviera dentro de la historia. Una historia en la que no falta el misterio y la intriga pero también humor e incluso una trama romántica, y hasta aquí puedo hablar porque no voy a destripar la trama y el sentido de este montaje. La ambientación, en una antigua casa abandonada de Laviana, es perfecta porque incluso los sonidos y silencios del pueblo se funden como si fueran parte de los efectos especiales. Sin duda, ConAlevosiaTeatro ha alcanzado el éxito con esta obra que bebe de grupos internacionales como PunchDrunk que han marcado tendencia al reinterpretar clásicos como Macbeth en espacios abandonados de forma colosal. Después de esta experiencia uno se queda con ganas de más, ojalá que NANÄ sea un punto de partida. Espectadores predispuestos parece que no faltan.

Mira el trailer de NANÄ https://www.facebook.com/838701162885003/videos/901436536611465/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *