Héroes sin hogar

No es nada lejano, y lo vemos casi a diario en cualquier ciudad española, pero sigue siendo una realidad “invisible”, una realidad social que habla de hambre, de necesidad y a la que miramos con prejuicios e ideas preconcebidas a pesar de que la crisis ha empujado a muchos a ella, cambiando por completo el perfil de las personas sin hogar. Cualquiera podría serlo, pero parece que la sociedad sigue sin percatarse y agachando la vista cuando les vemos en un banco, cuando alguien se nos acerca a pedir una simple limosna para comer una hamburguesa o cuando solicitan nuestra ayuda. Lo primero que pensamos es “no será para comida, será para droga”. Pero esto forma parte de ese ideario falso en el que ni siquiera se pasa por la cabeza tener empatía hacia el resto, y puede que con la crisis la sociedad se haya vuelto más personalista y muchos eviten ayudar eludiendo sus propias dificultades cuando en realidad todos podríamos aportar nuestro granito de arena en mayor medida de lo que pensamos. Pero es más fácil considerarlo un problema que no nos atañe y sólo dificulta la convivencia ciudadana, o incluso como han hecho algunos alcaldes de ciudades europeas denominarlo una cuestión de estética, sin ahondar en el algo falla. Las autoridades parece que siempre están más por la labor de cerrar los ojos ante la cruda realidad, y por eso no me extrañan los incidentes en Sao Paulo al comienzo del Mundial de Fútbol http://rtve.es/n/953300. ¿Qué cara de Brasil se muestra al planeta y cuánto dinero se ha invertido? ¿Acaso se han hecho eco los telespectadores de tan grandísimo evento deportivo de que hay 1,8 millones de personas viviendo en calles y plazas brasileñas, y que sólo en la capital se calcula que 15.000 no tienen casa? ¿Conocen el por qué de las protestas o se quejarán atónitos por quienes hacen peligrar que vean a sus galácticos preferidos?

Sin-Techo-1

Los números no describen la realidad, Cáritas habla de 40.000 personas sin hogar mientras que el INE habla de 23.000, así quién se va a creer que en Asturias haya 330 personas sin techo.

Alrededor de quienes no tienen un hogar en el que finalizar el día construimos un castillo de naipes formados por el “algo habrán hecho”, “si trabajaran”, y por supuesto el “a mí no me pasaría” o el “yo tengo estudios”. Pero lo cierto es que basta con pararse y escuchar a alguna de esas personas para comprender que no han llegado a esa situación sólo por malas acciones o decisiones. Han entrado en una espiral con difícil retorno por la falta de autoestima, amigos, familia, y la exclusión entre otros aspectos, a los que hay que añadir problemas de alcohol y drogas, que no todos padecen. Estudios recientes afirman que un 65% de estas personas en España tienen educación secundaria o superior, y un 12% estudios universitarios. Sin embargo, siguen siendo la parte oculta que casi no se nombra y se pretende maquillar porque nadie tiene datos ni intención de hablar con claridad. Y esto conlleva que poco se hace verdaderamente para establecer estrategias y prevenir este problema conocido como “sinhogarismo”. Los números no describen la realidad, Cáritas habla de 40.000 mientras que el Instituto Nacional de Estadística reconoce 23.000 personas sin techo en todo el país. Así que quién se va a creer que en Asturias haya 330 personas sin hogar.

Gente con idiomas, amantes de la lectura, ingenieros, comerciales, periodistas, etcétera, etcétera. Pero a veces la vida les permite dar una lección a toda la sociedad, una auténtica bofetada con la que sin desearlo se convierten en héroes sin hogar. La última, ocurría esta misma semana en Avilés cuando una niña de sólo 9 años sufría un infarto en plena calle. Y allí a pesar de todos los viandantes, dos personas sin hogar fueron los primeros en intentar salvar a la pequeña ante los gritos de la madre. Fueron un claro ejemplo de civismo y de lo equivocados que estamos.  Así lo relataban en La Nueva España. Todos los medios, incluso televisiones nacionales http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/Aviles-Yaiza-infarto_de_corazon-vagabundos-heroes-Javier-Carlos_2_1809180143.html, se hicieron eco de la noticia, eso sí utilizando esa palabra que me recuerda a una película de Disney, vagabundos. Y como la historia “da juego”, que diríamos los periodistas, durante varios días siguió apareciendo en la prensa y no sólo para hablar del estado de salud de la niña. Entre lo más emotivo las palabras de estos ángeles de la guarda cuando se reunieron con el padre de la pequeña, todos los días nos miran raror, pero llega un momento en que te acostumbras”, afirmó uno de ellos mientras que el otro espetó “ojalá se enteren de esto en mi casa y vean que no soy tan inútil”. Y es que a todos nos vendría bien una dosis de sensibilización y una cura humildad para confiar un poquito más en las personas sin hogar, y ya de paso no creernos más ni mejor que nadie.

Julietta DIA MUNDIAL DE LA GENTE SIN TECHO

Creación de Julieta Prado , Alumna de Gráfica Publicitaria, para el Día Mundial de las Personas sin Techo y que ahonda en las diferencias y las preocupaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *