‘Echarse a morrer’ o ser un paria

Bienvenidos, por decir algo. Pero yo como muchos otros siento cierta molestia en el corazón, y es que una gran parte de los jóvenes estamos ahora mismo en la UCI. Y en plena sala de reanimación no acaban de llegar los facultativos que deberían salvarnos, será que están muy ocupados pensando en sus tarjetas black, sus coches oficiales, sus cuentas suizas, sus lujosas viviendas… Mientras tanto, nosotros nos sentimos cada vez más parías, sí, insignificantes seres de un mundo que tiene difícil explicación. Y es que si tienes entre 30 y 45 años no te queda otra opción más que resignarte, y “echarte a morrer” porque estás fuera de todo el sistema de ayudas económicas o estímulos para la contratación.

Paro-cardíaco-codigo-nuevo

“En plena sala de reanimación no acaban de llegar los facultativos que deberían salvarnos, será que están muy ocupados pensando en sus tarjetas black, sus coches oficiales, sus cuentas suizas, sus lujosas viviendas… “

Vamos, que si estás en ese rango de edad no eres nadie, una y otra vez te dan en toda la frente o una patada en el culo, según como se mire. Entonces, ¿cuál es la opción? Pues se me escapa. Lo cierto es que podemos afirmar que vivir entre los 30 y los 45 años es muy complicado en el caso de no tener trabajo. Entre otras cosas, por la discriminación positiva que se hace a determinadas franjas de edad para intentar paliar las cifras de paro. Pero hoy en día estando el país como está, creo que esas franjas no tienen sentido alguno. Así que a aquí van algunas de las formas de dejarnos de lado que tiene la administración y que miles de personas sufren, al menos yo ya he encontrado a muchas con estas mismas inquietudes:

  1. Los subsidios. Tras agotar tu prestación por desempleo, la cual es tuya porque anteriormente has trabajado y la has estado generando -no te engañes que no nos regalan nada- tienes la opción de cobrar el llamado “Plan Prepara”, 400 euros, si cumples una serie de requisitos absurdos como no vivir con tus padres -como si con esa cantidad pudieras permitirte pagar piso, luz, agua y manutención-. Son 6 meses como máximo, ¿y luego? Pues señores parece ser que tenemos que vivir del aire a no ser que tengas más de 45 años, o cargas familiares si estás entre los 30 y los 45. En caso contrario, ya puedes ir bajo el puente. No hay cosa que más me fastidie que lo de las cargas familiares, es como si te dijeran venga ten un hijo, ¿será para subir la tasa de natalidad? Quizás haya personas que no se hayan planteado tener un hijo por propia responsabilidad, sí señores, esa que muchos no tienen, porque con los sueldos que muchos jóvenes cobran hay quien incluso se ha hecho la maravillosa pregunta de qué mundo puedo ofrecerle a mi criatura. Pues venga, no seas tonto, ten un hijo que nosotros te damos la ayuda, como si eso fuera la panacea.

    o-BEBES-facebook

    Quienes tengan cargas familiares sí tienen derecho a un subsidio por desempleo a pesar de estar entre los 30 y los 45 años.

  2. Los cursos. Hay gran oferta para quienes decidan reengancharse al mundo profesional o aprender nuevos conocimientos a través del antiguo INEM, pero ojo, si tienes entre 30 y 45 años no podrás acceder a la mayoría. Algunos incluso no llegan a realizarse por falta de alumnos, pero por qué no abrir esos cursos al resto de desempleados. Quizás porque las subvenciones vengan de Europa o qué se yo, pero es un sinsentido que alguien que quiera formarse no pueda hacerlo.

    convocatoria-2014-cursos-menores-30

    La mayoría de cursos para desempleados son para menores de 30 años, y en pocas ocasiones reservan plazas para quienes superan esta edad al cubrir todas sus plazas.

  3. Las ofertas. Contratar a alguien que tenga entre 30 y 45 años resulta caro para el empresario, bueno no caro, lo normal. Pero como si contratan a alguien que tenga hasta 29 años o que supere los 45 les bonifican pues a ver quién es el tonto que decide desaprovechar jugosos descuentos. Basta con dar un paseo por cualquier web de empleo y ver los requisitos para muchos de los trabajos. ¿Abundan los contratos de formación o para los supuestos “jóvenes” de hasta 30? Es otra cosa absurda y sin explicación ya que quieren a gente que tenga entre 2 o 5 años de experiencia, una licenciatura, un máster, un inglés perfecto, y si puede ser alemán o chino mejor. Da igual para qué sea la oferta, para camarero o para barrendero, parece ser que cuanto más mejor, la calidad no importa. Además también presupongo que los jóvenes de hasta 30 son, o hemos sido siempre, más callados y aguantan más tropelías laborales porque el resto ya ha sufrido muchos abusos y son más proclives a luchar por sus intereses. Si tienes cierta edad lo único que te preocupa es cobrar para salir de fiesta, ir a conciertos, pagarte unas vacaciones en Ibiza o comprar unas nuevas zapatillas de marca.

    156074705947f0a46699e665.98917342-churros

    Para muchos empresarios no importa la calidad sino la cantidad, máxime cuando pueden obtener ayudas por contratar a gente de otros rangos de edad.

  4. Los planes locales de empleo. En Asturias, y en otras comunidades supongo que ocurrirá parecido, la mayoría de Ayuntamientos llevan años ofertando plazas para sus planes locales de empleo. Entre sus requisitos están estar empadronado, ser demandante de empleo y ser parado de larga duración. ¡Vaya! Si tienes en 30 y 45 años sí puedes optar, pero sin embargo si has trabajo aunque sean unos meses durante ese año ya puedes olvidarte. Por ello, algunas de estas plazas también quedan desiertas y están anunciadas en los tablones de las oficinas de empleo. Yo me pregunto cómo es posible que habiendo tanta gente que necesita un trabajo no es posible ser un poco flexible con los requisitos. ¿No contribuiríamos a solucionar el problema del paro? ¿No ayudaríamos a gente que también necesita una mano? ¿No lograríamos así una sociedad mejor?
    Paro_camiseta

    El movimiento del 15-M reflejó el sentimiento de muchos jóvenes no tan jóvenes que se ven sin nada en su propio país.

    Las normas están para cambiarlas, adaptarlas a los tiempos y a las necesidades de la ciudadanía. Un poquito de cordura, señores, que la situación para muchos es insostenible y con este panorama no les queda más que acudir a pedir ayuda a sus familiares o amigos pero, ¿si no pueden dártela? ¿Acudes a la caridad? Durante esos 15 años de tu vida, como decía parece más sencillo “echarte a morrer” porque la falta de expectativas es enorme aunque quienes tienen entre 30 y 45 años son la generación mejor formada de España, y pocos pertenecen a los llamados “ni-nis”. Eso sí, siempre te quedará la opción de la emigración, con lo que esto significa: renunciar a tu propio país, a tu propia vida… para pasar a ser la “generación exilio”.

20121119MaletaViajero

La generación mejor formada de España se ve sin expectativas, y una de las únicas soluciones es el exilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *