Coto Musel será un centro deportivo de alto rendimiento de deportes de montaña

Hace seis meses aproximadamente escribí uno de mis últimos artículos para www.lascuencas.com, que puedes leer aquí, en él hablaba de lo que llamé “Museo del Silencio”, un popular edificio ligado a la minería de montaña de Laviana que tras una gran inversión nunca llegó a tener uso debido a la crisis que motivó que el proyecto museístico de Coto Musel quedara lastrado. No entraré en críticas de si el proyecto tendría que haberse iniciado o no, pues era una obra con cargo a los Fondos Mineros, ni tampoco si ha sido un saco sin fondos de la máquina de triturar dinero público. El caso es que Laviana tenía un edificio rehabilitado y como muchas posibilidades de aprovechamiento, sin olvidar el filón turístico que de una u otra manera el antiguo edificio de la casa de aseo podría llegar a tener. Como periodista lo único que hice fue recordar algo que no era nuevo, algo que los ojos de los ciudadanos veían desde La Pola y también algo que no contemplaban todos, es decir, el deterioro y abandono que tenía la zona y el centro en el que su día se había invertido mucho dinero. Ya entonces desde el Ayuntamiento, Adrián Barbón, hacía un llamamiento a todos quienes quisieran colaborar o aportar ideas para darle una utilidad a Coto Musel. Hoy me despierto con una buena noticia que me reconforta y me hace creer en mi profesión. No sé si por aquella noticia o no ha tenido algo que ver, tampoco voy a ser vanidoso, pero parece que por fín se le ha encontrado un uso a Coto Musel.  El propio Adrián Barbón, anunciaba en las redes sociales el nacimiento del CEMTARME, Centro Municipal de Tecnificación y Alto Rendimiento de Deportes de Montaña y Escalada. Vamos un nombre quizás complicado pero que esconde una buena idea para la recuperación del edificio y una zona con amplio valor medioambiental. Como mencionaba en el reportaje Coto Musel sigue atrayendo visitante al ser parte del trayecto que une El Sutu al Picu La Vara, una ruta en la que pueden observarse claramente los diez niveles de explotación que tenían las minas de la zona. Incluso hay una carrera de montaña, ahora que tan de moda está el running, que  surca los montes mineros lavianeses algo que también va unido a la larga tradición de deportes de montaña como la escalada en el concejo. Por eso me parece bastante acertada la creación de este centro de alto rendimiento que a priori está gustando a la ciudadanía a juzgar por los comentarios. El futuro CEMTARME lo gestionarán cuatro asociaciones deportivas Asociación Cultural y Recreativa Xorrascosas, Grupo de Escalada Caejoputa, Crupo de Montaña Picu Dibul y Grupo de Montaña Xatos del Nalón, que sumarán su esfuerzo para que el edificio en desuso recobre la vida. Desde aquí mi sincera enhorabuena, y mi deseo de que el proyecto se detalle con mayor precisión y no sea un globo sonda de cara a las elecciones. De momento, desconzco si el edificio será sede de esas asociaciones, centro de entrenamiento u albergará a visitantes. Por eso espero que se pueda rentabilizar y traducir en beneficio para todos los lavianeses porque Coto Musel parece que ya ha dejado de ser “museo del silencio”. Esperemos que pronto recupere el bullicio de antaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *